19 mar. 2012

FÁBULA -DE LETRAS-

   
Para Javier Serrada y Raquel Patón,
por su amor al CALAMBUR y a la LENGUA.


      Durante de un aburrido paseo por Madrid-Río, una tarde sorprendentemente cálida de otoño, una F inicial latina con una barba hasta los tobillos pasó al lado de una pareja enamorada. Sexismo y Oportunidad, ajena/o a todo lo que no fuera ella/él misma/o caminaban alborozada/o en una exhibición de abrazos y de besos. F- alargó su bastón y lo enredó entre los pies de "Opor" que dio un traspiés y se levantó del suelo con un codo desollado, se sacudió el pantalón y haciendo círculos con su dedo corazón en el aire, indicó a F inicial latina lo que pensaba de ella. Sexi se sacó de la coleta sus dos horquillas, se abalanzó sobre la anciana y se las clavó entre los dos palitos horizontales, en el punto exacto donde se hallaba su garganta. La muerte de la vieja produjo un gran "Se ísmo" que llegó hasta las puertas de la Real Academia de la Lengua. En un solemne acto, la RAE esparció las cenizas y se guardó la urna, esculpida con una preciosa forma de H que, por otro lado, nunca tuvo sonido porque no se volvió a abrir.

        "Se ísmo, sin su X asesina (también su prima Cansada perdió su sílaba "-da" en un confortable sillón y, en fin, otros casos)..., decía que "Se ísmo" y "Opor", aterrorizada/o al ver que se perdían cada vez más letras por el uso, contactaron con los espíritus de Alfonso X, El Sabio, y de Antonio de Nebrija, actualmente adivinos, para obtener una vista previa de su porvenir. Y ambos coincidieron en que había que hacer una "mani" delante de la cuasi sacra institución. Así que vía redes sociales se convocó un evento y aquella tarde los alrededores de la Academia se pusieron a rebosar.

      La muchedumbre, encabezada por los Masculinos en -a y los Femeninos en -o, no tardó en agolparse a las puertas. Pancartas de todas clases ondeaban con protestas. Algunas, incluso, pedían a Doña María Moliner que se reencarnara en algún académico vivo. Podían leerse cosas como: "Limpia, VIVA y da esplendor"; "¡Abajo las leyes de máxima economía y mínimo esfuerzo para nombrar a las mujeres!"; "¡Pero..., Sr. Bosque, ¿dónde está "el lío"?!"; "¡Masculino genérico obsoleto, por muy documentado que esté!"; "¡Melibea no era tonta!" (este era un despistado); "¡Queremos participar en la elección de nuestros/as sabios/as!"; "¡Pues yo quiero que se consulte a los lingüistas sobre los cambios, que para eso están!"; "Gramática real, ¡ya!"; "Llegará un momento en el que usuarios/as cantarán un Memento..." El Leísmo venía del brazo de sus colegas franceses, los COD La y Le, con un canotier calado graciosamente hasta las cejas y una pancarta: "Yo soy incorrecto pero me habéis aceptado por el USO, así que... ¡¡¡todo el mundo a USAR la diferenciación de género!!!"... 


      Mientras la turbamulta se revolvía y gritaba, se escuchó con insistencia una bocina y unos y otras se abrieron como las aguas del Mar Rojo, para dejar paso a una limusina descapotable en la que venían María de Zayas, Ana Caro de Mallén, Ángela de Acevedo, Tirso, Lope, Calderón y Cervantes saludando con la mano tipo Papa y tirando octavillas de colores con una inscripción: "Nosotras/os tuvimos que disfrazar de hombre a las mujeres para que defendieran su honra. Y vosotros, ¿qué pensáis hacer para honrarlas?". Los congregados comenzaron a aplaudir, a silbar, a medida que avanzaba el automóvil. 

      Entonces se oyó el crujido milenario de una puerta y una cabeza calva y barbuda se asomó tímidamente. El silencio repentino se extendió hasta la cripta de los Jerónimos y, ante la expectación en aumento, comenzaron a salir de aquel templo del saber letras Mayúsculas y Minúsculas (cuarenta y una masculinas y cinco femeninas) que se dirigieron a los presentes en un tono conciliador:


           "De acuerdo, señores; perdón, "señoras y señores".
                          Lo someteremos a discusión".





FÁBULA -DE LETRAS-, por Mª Pilar Álvarez Novalvos
Licencia Creative Commons


6 comentarios:

  1. Gracias, Pilar, por la dedicatoria. Me ha gustado la fábula.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, Javier. Si no se te hubiera ocurrido sugerirme escribir algo sobre el tema, quizá nunca lo habría hecho. Así que, en cierto modo, te corresponde su paternidad, ja ja ja... Por cierto, gracias por hacerte seguidor. Me ha hecho mucha ilusión... Un abrazo azul *=)

    ResponderEliminar
  3. Sencillamente genial. Una mezcla perfecta de ironía, humor y seriedad. Gracias, Pilar, por la dedicatoria.

    ResponderEliminar
  4. Querida Raquel: cuánto me alegro de que hayas disfrutado =) Por cierto, ya me contarás cuál es tu posición con respecto a la Academia en el asunto, ¿no?
    Gracias a ti, por haber hecho el papel de Mercurio en todo este tinglado... jajaja *=)

    ResponderEliminar
  5. Brillante!!! En la limusina echo en falta a Concepción Arenal Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Emi!!!, por tus palabras y por tu tiempo en la lectura. En la limusina van autoras y autores de los Siglos de Oro que disfrazaron a la mujer de hombre para poder conseguir sus objetivos, ya sabes... Doña Concepción, si la memoria no me falla, llegó después en un descapotable último modelo, saludando y gritando "Todas las cosas son imposibles, mientras lo parecen"... Como una diva...

      <3 <3 <3

      Eliminar

Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...