12 sept. 2012

EL EPIFONEMA



     Epifonema: del lat. epiphonēma, y este del gr. ἐπιφώνημα. Es una conclusión o cierre de un pensamiento que se pone al final como consecuencia de lo dicho y que suele presentar forma exclamativa.


                     Ej.: "Cuando tan pobre me vi,
                            los favores merecía
                            de Hipólita y Laura; hoy día.
                            rico, me dejan las dos.
                            ¡Qué juntos andan, ay Dios,
                       el pesar y la alegría!"

                                     Calderón de la Barca






               Ej.: "(...) Vuestra paz era imagen de mi vida,
                     ¡Oh campos de mi tierra!
                     Pero la vida se me puso triste
                     y su imagen de ahora ya no es esa:
                    en mi casa, es el frío de mi alcoba,
                    es el llanto vertido en sus tinieblas;
                    en el campo, es el árido camino
                    del barbecho sin fin que amarillea.
                   "Pero yo ya sé hablar como mi madre
                    y digo como ella
                    cuando la vida se le puso triste:
                   ¡Dios lo ha querido así! ¡Bendito sea!"."

                                                    J.M. Gabriel y Galán






               Ej.: "Porque ese cielo azul que todos vemos
                      ni es cielo ni es azul. Lástima grande
                  que no sea verdad tanta belleza."

                            Lupercio Leonardo de Argensola





             Ej.: "(...) los lazos de oro donde estoy atado,
                     el cielo puro donde tengo el mío,
                     la luz divina que me tiene ciego;
                     el sosiego que loco me ha tornado,
                     el fuego ardiente que me tiene frío,
                     yesca me han hecho de invisible fuego."

                                              Francisco de la Torre





       En la lengua oral, al final de una conversación, sería un ejemplo de epifonema una exclamación del tipo:
   
                           Ej.: ¡Mejor estarías callado...!





     Por extensión, reciben el nombre de epifonemas los textos que sintetizan el contenido o tema de otros.



EL EPIFONEMA, por Mª Pilar Álvarez Novalvos
Licencia Creative Commons

6 sept. 2012

OLVIDO



       - Ponme otra copa, John- gritó, pasándose la muñeca por los labios para limpiarse una gotas.

       Movió el vaso en círculos, mirando los restos de bourbon. Bajo sus rizos enmarañados color jengibre, entornaba los párpados para concentrarse, quizá, en la búsqueda de algún recuerdo amable. Dirigió sus ojos de coral hacia la barra.

       - No puedo quitarme de la cabeza a aquel maldito hijo de puta, ¿sabes, Johnny? Lo dejas todo y renuncias a lo que eres para caer en las profundidades de un Manhattan lleno de rascacielos que ni siquiera sirven para rascarte la espalda... ¡Ja! Me he vuelto graciosa...-, arrastraba las sílabas y la ironía se dibujaba en su frente.

       - ¿No crees que por hoy ya está bien? En cinco minutos cierro y te llevo a casa-, le propuso el barman.

       - Henry me hizo morder bien el anzuelo ¿eh?-, continuó ella ignorando a su amigo-. Me volvió loca. Y ahora mírame..., ya no queda nada de la reina de los océanos que fui. El muy cerdo me trajo en su barco, fundó la ciudad y me tiró a una alcantarilla. Mírame, Johnny..., ¿ves alguna miserable escama? 

       Se observó las manos rugosas, antes azules y húmedas; luego cogió una servilleta y se limpió la nariz.

       - Olvida ya toda esa mierda y piensa en lo que el público te quiere. Tienes una voz única ¿No te das cuenta de que cada noche esto se pone a rebosar?

       - Ya. Olvidar. A vosotros el dolor os puede durar lo que una vida; pero lo más jodido es que yo sigo siendo inmortal.

       Deslizó su bolso por la barra y, torpemente, sobre unos tacones de aguja salió del bar.





Licencia Creative Commons

5 sept. 2012

EL CUADRO

Publicado en la  Revista GROENLANDIA, Nº 15


"La belleza perece en la vida,
pero es inmortal en el arte."

Leonardo Da Vinci


     Dentro de aquella tela se encontraba realmente incómodo. Llevaba varios siglos arrodillado, al lado de una hermosa dama y de dos niños. Le parecía estar despertando de un letargo duro y enigmático. El tiempo, en el interior de aquella cueva, hacía varios siglos que se había detenido. Sin embargo, todavía recordaba la primera sesión donde con una mano sujetaba la cintura a uno de los pequeños. Después de tantos años, se había creado un punto de inflexión entre el espacio exterior y el cuadro donde él moraba, un punto impregnado de algo que se colaba en los poros del lienzo, de sus ropajes, de su carne. No habría sabido precisar si se trataba de un fenómeno natural o de una emanación desconocida. Lo que sí estaba claro era que, desde el momento en el que aquella imprimación le penetró, se dio cuenta de su estatismo, de su encierro y de su planitud.

       Movió ligeramente el ángulo de sus ojos buscando la causa de su despertar, y la vio al otro lado, ajustando el caballete en la posición adecuada para recibir la luz.

    Aquella mañana la pintora había madrugado algo más de lo habitual. Se sentía especialmente excitada por la sesión, la última de su trabajo. Había dejado para ese día la cara, la parte que más admiraba. Preparó las mezclas con parsimonia, con el rigor de un ritual a punto de consumarse, pues los colores podían variar de un día para otro si la luz no caía sobre la paleta con la misma inclinación. Se colocó frente al cuadro y cerró los ojos para evocar el mismo estado de ánimo de los días precedentes. Al instante, su amor por la belleza magnífica de aquel ser se intensificó más que cualquier otro día. Desde el principio decidió que no pintaría a la Virgen de las rocas ni a los dos niños. Solamente a aquel ser extraordinario. Y cargó su pincel con la mezcla de óleos precisa para intentar reproducir la textura de aquellos párpados, su cadencia, sus curvas exquisitas.

    Al tocar con la pintura el lienzo para delimitar el perfil inconcebible de los labios, el modelo sintió la caricia de un beso y su carne se llenó de volumen.

      A la artista le pareció que el original se había estremecido y se afanó aún más en recrear la ligereza de los rizos, la delicada inclinación de la cabeza, el divino abandono..., en cada trazo.

       Por fin, él pudo incorporarse por completo y la vio de frente, hermosa y brillante, con un vestido blanco de seda y un pañuelo anudado a los cabellos, y desde el cuadro le tendió una mano que rebasó la pared.

     Ella dejó sus pinceles y se acercó para ofrecerle la suya. Cuando sus dedos se tocaron, el pie de ella se elevó, delicado, para entrar en el recinto.


A Belén Hernández Moura,
para que encuentre el lienzo
donde pueda vivir feliz.



Detalle del ángel de LA VIRGEN DE LAS ROCAS.
Leonardo Da Vinci


EL CUADRO, por 
Mª Pilar Álvarez Novalvos
Licencia Creative Commons

3 sept. 2012

"LA COMA ES LA PUERTA GIRATORIA DEL PENSAMIENTO". Julio Cortázar



Imagen obtenida en Facebook



PREMIO LIEBSTER BLOG AWARD



      Acabo de llevarme la sorpresa de que EL BUCLE AZUL ha recibido el premio LEIBSTER BLOG AWARD, un premio que conceden los blogueros a las bitácoras de menos de 200 seguidores. El objetivo es dar a conocer tanto los blogs premiados como el que da el premio.




Así que doy las GRACIAS al blog
y a su autora, Alba González,
por haber valorado este blog como "increíble":
todo un honor *=)

        Yo, a mi vez, debo escoger un blog para darle este premio y avisarle de que le ha sido concedido.

        Sigo muchos blogs de temática diversa. Y podría dar el premio a cada uno de ellos (si los sigo es porque me gustan, claro =)). Sin embargo, creo que a la bloguera que más ilusión le haría recibir este premio, entre todos/as los/las que conozco, es a mi amiga de origen cubano Marieta Alonso. Por eso, concedo el premio "Liebster Blog Award" al blog CUENTOS DE MARIETA, para motivar a su autora a que siga escribiendo, con la constancia que la caracteriza, esos cuentos deliciosos que tanto me divierten y entretienen.

           Un inmenso abrazo a todos los habitantes de la blogosfera
y a los paseantes ocasionales
 que siguen y leen EL BUCLE AZUL.



Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...